¿Prueba psicométrica del Ministerio de Educación? (Opinión)

Artículo de opinión sobre Evaluación Psicométrica Mineduc 2018… ¿Una aparejo de chantaje y desempleo en la enseñanza ecuatoriana?

El ministro anuncia que en los próximos días realizará una EVALUACIÓN PSICOMÉTRICA de todos los docentes del país adecuado a las continuas denuncias de violencia sexual cometidas por personas descalificadas, trastornadas y estrechamente vinculadas a la RED de docentes pertenecientes a la AP35.

Según el ministro, la EVALUACIÓN detectará profesores que puedan cometer delitos sexuales contra niños y niñas; pero: ¿qué son las pruebas psicométricas?

Es una aparejo que se utiliza para valorar las habilidades psíquicas, el coeficiente intelectual y para conocer los rasgos más llamativos que definen la personalidad de un individuo. Esta aparejo no es 100% confiable; porque tendrá un beneficio de error y se podrá manipular (respondiendo a lo que positivamente no es) y reflejará lo políticamente interesante para el MIUR en semirrecta con el AP35 y la RED de profesores, que sin duda serán los evaluadores.

Lo más importante es que este tipo de pruebas no tiene la cualidad de detectar trastornos psíquicos complejos, como: asesinos en serie, pedófilos, etc. Porque nuestros cerebros son inteligentes y tienen la capacidad de reverberar una personalidad diferente a la que positivamente son.

Luego, es necesario desenmascarar las deyección reales que tiene el Ocupación de Educación con la EVALUACIÓN, ya que se convoca sin respetar lo que afirman la LOEI y la Constitución sobre los derechos y libertades de los ecuatorianos.

1- Que soportar esta valoración a los docentes que tienen como excusa y antecedente la violencia sexual contra los niños es poner a todos los docentes en el mismo saco que los violadores y abusadores descubiertos en la réplica de AA en Guayaquil y en Cotocollao en Libre.

2- Que esta valoración es una cortina de humo para ocultar a los responsables de la crisis educativa, como el exministro Honorable Espinosa por acontecer implementado un sistema imperialista y coercitivo para apoyar la corrupción y distribuir las posiciones de los “DIRECTORES DE LAS AUTORIDADES DE DISTRITO Y UNIDADES EDUCATIVAS”. a auxilio de sus partidarios políticos de la AP 35 y de la Red de Maestros sin cumplir con la LOEI que establece la convocatoria de concursos de mérito y examen, así como del continuista Fander Falconí quien, con omisión y negligencia en los primeros 100 días de el nuevo gobierno, ratificó todas las acciones de su sublime antecesor.

3- Lo que significaría un insulto y una humillación a los maestros y luchadores meritorios, comprometidos con la perfeccionamiento de la calidad de la educación.

4- Que esta prueba remache las cadenas del chantaje y el miedo, así como el preferencia político a auxilio de RED y AP35 (que seguro saldrán con buenas notas) para unir la profesión docente con sus seguidores, a costa de la anulación de muchos educadores que serán etiquetados como presuntos abusadores sexuales en la opinión pública.

5- Esta opinión pública debe enterarse que la LOEI dice que los profesores que no superen la evaluación deben ser capacitados y reevaluados. Como dice el ministro, quien no lo apruebe será removido del enseñanza.

6- Que existen otras formas de alertar e identificar este tipo de acciones reprobables contra los niños, como devolver al docente el derecho a la denuncia y a la opinión pública (ahora sancionada), habilitando la décimo de representantes en las instituciones educativas (hoy limitada ), capacitar masivamente a maestros, padres e hijos contra el extralimitación sexual, etc.

Ex Ministros y actuales Ministros han sido convocados a la Asamblea para rendir cuentas de la catástrofe educativa que enfrenta nuestro país. Sabremos que el razón político y la destitución del presente concejal Honorable E. y la destitución de Fander F.

Sólo la UNIDAD Y LA LUCHA del enseñanza volcará las terribles intenciones del Ocupación de Educación Pública con la prueba PSICOMÉTRICA y desterrará el correctivo en la educación.

Autor: prof. Camilo Medina M.

Deja un comentario